Posted by comunicacion on April 24, 2017

La ministra Altagracia Guzmán Marcelino aseguró que la vacuna protege a las niñas para cuando sean adultas no sufran la amenaza de padecer la enfermedadque provoca el virus del papiloma humano.

Santo Domingo.- Las mujeres dominicanas pobres son las que más enferman y mueren a causa del cáncer de cuello uterino debido a que sus familias no disponen de 8 mil pesos para vacunarlas, por lo que una parte de la población de 2 millones 600 mil mujeres con edades entre 25 y 74 años es pasible de contraer la enfermedad.

Con ese llamado de atención, en una acción coordina con el Ministerio de Educación, la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino inició este lunes, junto al ministro Andrés Navarro una jornada nacional cuyo objetivo es vacunar contra el virus del papiloma humano (VPH) a unas 200 mil escolares con edades de nueve y diez años.

“Por esa razón los ministerios de Educación y de Salud han coordinado su acción, como una expresión de que el gobierno del presidente Danilo Medina actúa en la doble vertiente deprevenir el cáncer de cuello uterino y mejorar el acceso a los servicios de salud, particularmente en el primer y segundo nivel de atención”, explicó Guzmán Marcelino.

Tras resaltar la decisión y voluntad del ministro de Educación, Andrés Navarro para hacer posible esta jornada que protegerá a las pre-púber escolares, la ministra Guzmán Marcelino aseguró que el peligroso cáncer cérvico uterino tiene una alta mortalidad que en 2017 fue en promedio 14 por ciento de los casos detectados, al oscilar entre 9.8 y 17%.

Atribuyó a que en la República Dominicana la mayoría de pacientes es diagnosticada en estado avanzado, “lo que hace más difícil y costoso su tratamiento; y favorece la alta mortalidad de mujeres en edad productiva”.

Guzmán Marcelino reveló que las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) sólo en 2012 registraron 528 mil casos diagnosticados de cáncer cérvico-uterino, de los cuales 83 mil son de la región de las Américas y el Caribe, con mortalidad en tres veces mayor que en Norteamérica.

Advirtió que de mantenerse las tendencias actuales producto de los enormes niveles desigualdad en la Región, el número de muertes por cáncer cérvico-uterino aumentará en 45 por ciento en América Latina, para 2030.

En tanto, se proyecta que para 2017 en la República Dominicana se diagnosticarán 780 nuevos casos y 110 defunciones (14%) de mujeres que padecen del cáncer provocado por el  VPH. La Ministra de Salud informó que 91 por ciento de los casos corresponden a mueres con edades entre 25 y 74 años.

 

Dirección General de Comunicación Estratégica

Distrito Nacional, República Dominicana;

24 de abril, 2017.-